5 ideas para hacer más felices a tus trabajadores remotos

5 ideas para hacer más felices a tus trabajadores remotos

 

 

Por lo general el mundo laboral es un mundo que se adapta a constantes cambios, sin embargo, desde que empezamos a ver que los principales medios de comunicación nos daban millones de noticias por minuto sobre el coronavirus y las cuarentenas obligatorias alrededor de todo el planeta, las empresas se vieron enfrentadas a asumir el que tal vez sea uno de los cambios más grandes en los últimos 50 años: el trabajo remoto.

Y cuando hablamos de trabajo remoto también hablamos de “transformación digital”, “nuevas herramientas”, “nuevos procesos” y “nuevas tecnologías”. El trabajo remoto significa adaptarnos a un modelo en el que todos los agentes de una misma organización son capaces de desarrollar su rol respectivo desde casa (o desde el sitio en el que se encuentren). 

Para muchos es casi seguro que ha sido difícil mantener el equilibrio entre mente, cuerpo y espíritu, por lo que la infelicidad ha salido a flor de piel y se percibe de inmediato en la falta de ánimo para cumplir las tareas, y en la falta de colaboración para el crecimiento del grupo. 

Así las cosas, surge una pregunta indispensable para seguir adelante: ¿qué hay que hacer para mantener a los trabajadores felices? Bueno, con un poco de ajuste y entusiasmo, como líder empresarial, puedes empoderar y alentar a tus trabajadores remotos con consejos y acciones para mantenerlos felices, tranquilos, saludables y productivos a pesar de la coyuntura. A continuación puedes encontrar 5 ideas para hacer más felices a tus trabajadores remotos. ¡No te las pierdas!

Recomendación de lectura: 9 regalos corporativos que marcarán la diferencia en navidad

1.    Sé empático

Durante este tiempo de distanciamiento social es absolutamente importante e indispensable ponernos en los zapatos del otro, pues los efectos de la soledad pueden tener mil maneras de recaer tanto física como emocionalmente en tus trabajadores.

Por esta razón sabemos que estar al tanto de tus empleados o tomarte el tiempo de preguntarles cómo llevan la situación actual, te puede ayudar a percibir si ellos necesitan ayuda o no y qué tipo de ayuda; habla de tu valor como ser humano y afianza unos lazos de confianza que se verán reflejados en sus desempeños. 

2.    Vela por la comodidad de tus trabajadores

Piensa en esto: ¿qué es lo que más necesitas para realizar de manera adecuada tu trabajo como líder de equipo? La comodidad, ¿verdad?, porque, ¿qué hay más placentero que el funcionamiento adecuado y sin trabas de los equipos u objetos que necesitamos para cumplir con nuestras funciones?, ¿o una buena silla y una buena mesa en la que nos podamos acomodar perfectamente con nuestros computadores, libros y libretas?

El confort es una de las razones primordiales para la motivación y la salud de tu equipo, así que estar pendiente de su alimentación e invertir en equipos ergonómicos puede estimularlos para que desarrollen de manera eficaz sus tareas. 

 

3.    No dejes que se olviden de la actividad física

Estar en casa y tener que cumplir con tu horario laboral puede influir de manera indirecta para que tus empleados adopten un estilo de vida sedentario porque paulatinamente van perdiendo esas actividades diarias que los obligaban a caminar hasta al paradero del bus o del metro, conducir, caminar dentro de las oficinas o ir al gimnasio. Así que, para remediarlo, lo que puedes hacer es fomentar la actividad física. ¿Cómo?

Fácil: puedes invitarlos e inspirarlos a practicar cardio o yoga o pilates desde la comodidad de su hogar, o puedes implementar un desafío de acondicionamiento físico que involucre a todos tus empleados. Por ejemplo: “Esta semana la persona que haga 100 mil pasos mientras teletrabaja se ganará un mercado de un millón de pesos”. 

 

4.    Ofréceles beneficios competitivos

¿A quién no le gusta que lo consientan? Todos nos morimos porque nos hagan sentir bellos, queridos, que nos apapachen, y decirles esto es una de las maneras más bonitas. El mensaje claro y sincero de: “Oigan, nos importan mucho y queremos que estén bien”.

Así que puedes estipular ciertos beneficios o incentivos por mes, como: una cena al aire libre, un cupón de ropa de alguna marca chévere, un día de spa o un día de sol. Solo tienes que poner a volar tu imaginación y actuar con intuición. 

5.    Incentiva el desarrollo de sus habilidades

Todos nos hemos sentido estancados en algún momento de nuestras vidas y por eso sabemos que no es un sentimiento chévere. Así que si ayudas a que tus empleados estén cada vez más calificados, ellos se darán cuenta de que te preocupas por su bienestar. Algunos cursos, orientaciones personalizadas, o incentivos económicos para que exploten sus talentos pueden ayudar a mantenerlos felices. Si necesitas asesoría no dudes en visitarnos dando clic aquí